Propuestas de mejora


Después de haber estado investigando en el centro , hemos estado pensando en una serie de propuestas para mejorar, el gasto de energía, reduciendolo en toda la medida posible.

Para evitar el gasto de energía, del día a día del colegio, una de las propuestas que pensamos que desberían ponerse en práctica, es apagar los equipos cuando no estén en uso, pues muchas veces se dejan encendidos un largo periodo de tiempo sin que éstos sean utilizados.


11pressg5powerbuttonfooqh0.jpg
Pagar los equipos, para que no se queden conectados, ni no están en uso , es una de las maneras más sencillas de ahorrar energía

No dejar los aparatos en standby debido a que estos gastan el 10% de lo que gastan si están encendidos, por lo que hay que apagarlos totalmente o desenchufar la corriente eléctrica, y así conseguiremos ahorrar energía.

No encender y apagar los fluorescentes continuamente ya que el tipo de fluorescente que empleamos en el colegio, consume mucho al encerderse mientras que si está encendido no consume gran cantidad de energía. Por eso, es mejor dejarlos encendidos todo el día si se van a utilizar, y no apagarlos cada vez que salgas de clase durante un período corto de tiempo, como por ejemplo el recreo, ya que aun así se encuentran en clase, durante el mismo. También , en los días en los que entra bastante luz por las ventanas, es innecesario encender las luces.

No permitir que la energía de desperdicie como por ejemplo, en el caso de la calefacción , si está encendida, y a su vez la ventana está abierta, se gasta energía inútilmente. Además, sobre todo en invierno, se reparte muy mal el calor de los radiadores, ya que se encuentran ambos al mismo lado de la clase, haciendo que haga demasiado calor por esas zonas, y hacia el otro lado , apenas se noten los radiadores. Habrías que realizar un pequeño estudio , de dónde sería el lugar más adecuado para colocarlos.



Otra medida, para evitar el gasto de energía , seria la colocación de luces c
r-sol-nubes.jpg
Al utilizar la luz natural del sol, mientras se pueda, estamos ahorrando energía, ya sea, no encender fluorescentes, o utlizandola con placas solares , que la conviertan en energía
on sensores de movimiento, en algunos lugares, como los pasillos, quizás sería conveniente poner este tipo de luces, pues muchas veces se olvidan encendidas, y nadie se preocupa luego por apagarlas, o en los baños, ya que hemos obseravado que la mayoría de la gente que va a ellos, se olvidan de apagar las luces. La otra solución es poner a un encargado de apagar las luces y comprobar que no se queda nada encendido.

Para concienciar a los alumnos, de lo importante que es ahorrar energía, se deberían dar algunas clases, con información. Pero sobre todo, empezar a enseñárselo desde pequeños, para que aprendan a ahorrar energía. En estas deberían reclacar lo importante que son estas acciones, y las consecuencias futuras que podrían suceder, si no comenzamos a comprometernos. También se deberían colocar carteles o recordatorios, para llamar la atención a los alumnos olvidadizos, que se olvidan que cosas tan simples como es el apagar las luces, en cuanto sales de un sitio.




Por último, poner placas solares en la azotea del colegio. Además de no contaminar, estamos ahorrando energía. Para la instalación de esta, se podrían pedir ayudas, ya que no serán muy baratas, pero a lo largo , su uso saldrá muchísimo mas rentable.

Los paneles solares no
techo_solar2.jpg
Los paneles solares son inofensivos al medio ambiente
generan polución y entregan energía limpia. Además, la energía solar ayuda a disminuir los gastos y a incrementar la independencia de los suministros tradicionales. Por otra parte, estas placas son capaces de producir energía con tan solo un 5-6 por 100 de radiación solar, por lo que el suministro se extiende desde el amanecer hasta el anochecer, aprovechando toda la potencia útil posible que suministra el sol. Es decir, se trata de una fuente de energía limpia, ecológica y económica, ya que después de la inversión inicial que supone instalar el equipo, sólo hay que aprovechar la energía que nos suministra el sol de forma natural y que en nuestro país es tan abundante, puesto que el mantenimiento de estos equipos consiste simplemente en la limpieza de los paneles.




Se debe aclarar que con la colocación de un panel solar en una edificación de dos metros cuadrados se llegaria a ahorrar un cuarenta por ciento aprox. en la factura de la luz, tomando en cuenta que la inversión sería menos de dos mil euros, los que serían amortizables en menos de cinco años, lo que en sí es un motivo a para acceder al uso de la energía renovable de los paneles solares.