RESULTADOS
Realizando la investigación por la sección de Bachillerato, todas las luces y aparatos electrónicos estaban apagados y eso nos lleva a pensar que en realidad sí que estamos concienciados con el tema de gastar energía. Sin embargo, el objetivo siempre va a ser ahorrar cada vez más, por lo que se siguen buscando medidas para mejorar.
Otro dato positivo que merece la pena destacar es que durante la jornada escolar se suelen dejar encendidos los fluorescentes en lugar de apagarlos y encenderlos continuamente (que es lo que más consume en este tipo de fuentes de iluminación).
Estos pequeños detalles no cuestan nada llevarlos a cabo y nos benefician a todos. Por esto, lo fundamental es que todo el mundo conozca estas cosas y se conciencie, para que con la colaboración de todos se consuma menos energía.